De Bahía de Cochinos, a Macuto, a Chuao

0
3491
Abg. Nerio Ovalles Instagram: @nerio_ovalles
Abg. Nerio Ovalles Instagram: @nerio_ovalles
-Publicidad-

Por: Abg. Nerio Ovalles

La invasión de Bahía de cochinos también conocida como invasión de playa Girón o la batalla de Girón, fue una operación militar en la que las tropas de cubanos exiliados apoyados por el gobierno de John Fiztgerald Kennedy en 1961, invadieron Cuba en abril de ese año, para intentar crear una cabeza de playa, formar un Gobierno provisional que reemplazaría al de Fidel Castro Ruz y buscar el apoyo de la Organización Internacional de Estados Americanos. (OEA) y el reconocimiento de la comunidad internacional, la acción acabó en fracaso en menos de 64 horas, fue completamente aplastada por las milicias y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Cuba (F.A.R). Más de un centenar de soldados invasores murieron y el ejército cubano al mando directo en el campo de batalla de su comandante en jefe Fidel Castro, capturó a más de 1200 soldados junto con un importante material bélico. Allí terminó la invasión de Bahía de Cochinos, es decir, la pretensión de las tropas y del exilio en Miami murió al nacer.

En la madrugada del día 03 de mayo del 2020, por las costas del estado La Guaira, el gobierno ilegítimo de Nicolás Maduro, frustró un intento de invasión de «un grupo de mercenarios» procedentes de Colombia, algo difícil de creer que, hayan zarpado de las costas colombianas en unas rápidas o lanchas con potentes motores fuera de borda, se necesitarían unos 3000 litros de gasolina para poder llegar a las costas de Macuto, dada la distancia que existe desde la guajira colombiana y el litoral central, unos 2000 kilómetros aproximadamente. ¿Cómo haría esa embarcación para transportar unos 15 tambores de 200 litros de gasolina cada uno? ¿Personal militar y material bélico a la vez?

Yo quiero que el ministro de información Jorge Rodríguez, le explique al país ¿cómo hicieron los invasores cuando llegaron a las costas de Chuao unos mercenarios boinas verdes, héroes de guerra del ejército  más poderoso del mundo y no hicieron frente a los milicianos que estaban esperándolos con unos revólveres viejos y chopos caseros aparte de un grupo de personas de la tercera edad con palos y piedras, y no hubo un solo tiro por parte de los invasores que dentro de su armamento traían una súper ametralladora 50 que, dispara 1200 proyectiles por minuto, el gordo grasoso del Ameliach, dando gritos como una loca pidiendo a los invasores «entréguense que están rodeados «.

Por otro lado, la milicia chavista galáctica haciendo uso de su poderío militar sometiendo a los intrusos de medianoche, Sr. Ministro cuéntenos otra de vaqueros, porque esta no se la cree nadie. La periodista Patricia Poleo hablando después que los mercenarios fracasaron en su intento por deponer a Maduro y entregárselo al gobierno de los EEUU, dice que el proyecto que rechazó J.J. Rendón por orden de Juan Guaidó, lo compró  «el chorrea’o» de Diosdado Cabello, y le adjudicó ese calificativo porque el «ojitos lindos» se orinó los pantalones cuando fue hecho prisionero el 04 de febrero de 1992 cuando el teniente coronel Hugo Chávez, intentó llegar al poder a través de un golpe militar.

La señora Poleo dice ahora que Cabello compró el proyecto que terminó en un estruendoso fracaso, J.J.Rendon y el diputado Sergio Vergara, comisionados por la presidencia interina que ejerce en este momento Juan Guaidó, y posteriormente la señora Poleo afirmara día atrás, que, Jordan Goudreau había firmado un contrato con los comisionados antes mencionados con su empresa de seguridad «SILVERCORP», firmados por el presidente encargado en una de sus primeras páginas de tan oneroso contrato, por supuesto el mismo Rendón lo niega en un programa de Fernando Del Rincon que el Sr. Guaidó no firmó dicho documento con la empresa «SILVERCORP», representada por Goudrequ.

Bueno, hasta allí está bien, se admite, ya que según J.J. Rendon esa reunión fue en la ciudad de Miami en octubre del 2019 y Guaidó se encontraba en Caracas para esa fecha.

Lo relevante del caso es que Guaidó teniendo conocimiento de dicha incursión, la niega, el manifiesto de Primero Justicia del sábado 09 de mayo lo delata.

Primero Justicia se deslastra del gobierno interino porque no fueron invitados al baile, ellos tienen otra manera de hacer las cosas, son más diplomáticos por supuesto, en los hechos acaecidos el 30 de abril del 2019, el presidente encargado no podía negarlo, ¿cómo hacerlo? Un ingeniero: de Voluntad Popular Zulia, en debate privado, me decía que el Presidente Guaido dio la cara en ese hecho, el colmo hubiese sido que también lo negara cuando fue un hecho público y notorio.

Definitivamente, no hay liderazgo en Venezuela, Guaidó no nos representa, le ha echado un camión, pero es muy ingenuo políticamente hablando, es decir, no es un estadista, todo sabemos que los estadistas políticos son expertos en asuntos de estado y son expertos políticos, y lo más grave, sin discurso, no sabe ni siquiera expresarse, cuando se dirige a las redes lo hace a través de un telepronter. Lo que dice en los medios virtuales es un guion escrito por sus asesores o lo que es lo mismo, no es un líder, no es lo que el pueblo espera.

La intervención multilateral del Comando Sur es lo único que liberaría a este país, Guaidó tiene una herramienta constitucional en sus manos, el artículo 187 numeral 11 es muy claro, que lo aplique, Venezuela está secuestrada por una minoría, tienen secuestrados a 30 millones de venezolanos, la intervención tiene que ser Humanitaria, Policial y Militar. la Humanitaria para que atienda los problemas que tenemos en materia de salud y alimentación, 90% de las familias venezolanas no pueden ni siquiera comprar con el miserable sueldo otorgado por Maduro un Kit de comida diario. La Policial sería para barrer y someter por la fuerza a las bandas armadas y colectivos que el gobierno financió y armó en los últimos 20 años y en lo militar para salvaguardar y proteger a un eventual nuevo gobierno que se instaure en el país después de la pandemia del Socialismo del Siglo XXI que se apropió en los últimos 22 años de Venezuela.

Es la única salvación que tenemos, las tiranías no salen con diálogos, los tiranos no creen en diálogos porque saben que los llevarían a establecer acuerdos, y los acuerdos serían para entregar el poder de manera elegante, y los comunistas no negocian ni entregan poderes de gobierno.

La historia está plasmada de cómo salen las tiranías, a la fuerza, este es un gobierno narco-corrupto, asesino, violador de los DDHH, y serían los tribunales internacionales los que tendrían que juzgarlos por crímenes de lesa humanidad, así que esa es la solución a esta tragedia que vivimos los venezolanos.

En el programa de Vladimir A la 1, vi con mucho estupor al doctor Claudio Fermín, en su ya acostumbrado lloriqueo político, pedir casi de rodillas que no siguiéramos pidiendo una intervención armada. Fermín sabe que estos hampones y delincuentes a través del dialogo no van a llegar a ningún acuerdo que les permita a ellos entregar el poder.

Desde algún lugar de la república del Zulia, me despido hasta una próxima entrega.

-Publicidad-