Vladimir Villegas: “La constitución le quedó a Chávez como un zapato apretado y a Maduro no le entra ese zapato”

0
474
Vladimir Villegas Censurado por Maduro
Vladimir Villegas: “El gobierno quiere imponer un modelo totalmente excluyente”
-Publicidad-

Por: José Rafael Rivero

Hely Vladimir Villegas Poljak, periodista venezolano de 58 años de edad, ha estado en el ojo del huracán en esta época de Venezuela. Una de las épocas más tensas de su historia. A él lo conocen y reconocen por su programa “Vladimir a la 1”, trasmitido hasta hace unos días por la señal de Globovisión.

En un abrir y cerrar de ojos, ese cuento cambió. Fue censurado, “sacado del aire”, por órdenes del gobierno de Nicolás Maduro. “Obviamente el gobierno presionó para mí salida. Así me lo comunicaron. Eso es lo que yo sé. Los detalles de las cosas que hayan estado detrás de esto, los iré conociendo con el transcurrir de los días, pero eso fue lo que ocurrió”.

En la Venezuela polarizada, esta de hoy, unos lo consideran voz crítica, altisonante que causa prurito y enoja a los regentes del poder. Otros lo visualizan como una pieza fundamental, una estrategia para lograr un propósito gobiernero…

Lo cierto es que, mirando los toros, a secas: él es parte de la abultada lista de periodistas que han sido obligados, constreñidos por el estado, a ceder sus espacios, al tsunami comunicacional de los llamados hijos de Chávez.

JRR: ¿Cómo visualizas a Venezuela en medio de esta crisis? ¿Es posible que los venezolanos encuentren el camino del país de la paz, del progreso, del desarrollo con todas las aristas que ha demostrado el gobierno?

VV: Yo no pierdo las esperanzas, soy una persona optimista por naturaleza. Hay que ser optimistas, pero también realistas, porque mientras no se den los pasos necesarios eso no va ser posible. Y uno de los pasos necesarios es que las fuerzas que promueven el cambio en Venezuela, reorienten sus políticas porque lo que hasta ahora hemos visto, son políticas completamente equivocadas que lo que han hecho es fortalecer el gobierno.

JRR: ¿Qué opinas de esa forma de hacer política en el país, en la que ha habido persecución a actores políticos, críticas severas a la disidencia, se imputan a líderes de partidos políticos con el propósito de desdibujar la lucha opositora que es parte esencial del sistema democrático?

VV: Creo que la política que tenemos hoy en día es precisamente el abandono de la política por parte del gobierno, que no hace política, sino que quiere imponer un modelo totalmente excluyente como el que estamos viendo en Venezuela. Hablan de inclusión y terminan excluyendo a medio país o a más de medio país, por su forma de gobernar, con su hegemonía comunicacional, con su autoritarismo con la represión que hemos visto, que es terrible. Pero también hemos visto unos sectores opositores muy radicalizados que terminan haciéndole el juego al gobierno y que también a su manera aplican o quieren aplicar el mismo modelo de exclusión. Quieren pasar de un modelo de exclusión a otro, quieren pasar de ser perseguidos a ser perseguidores. Hacen su política sobre la base de aventuras y de operaciones que terminan generando más frustración y decepción en la gente. Evidentemente, cuando yo hablo de volver a la política se trata de eso, de que por lo menos las fuerzas y los factores individuales o colectivos que aspiramos un cambio en Venezuela; esos factores tienen que dejar de lado la aventura, el mediatismo, el extremismo y el gobierno ya eso es cosa de ellos si cambian o no ¿Por qué?, porque mi capacidad de sorpresa no se agota con ellos. El gobierno es una caja de sorpresa en esa materia, uno no se imagina las cosas que pueden terminar haciendo y las hacen y que agravan la situación del país, agravan el clima casi de inexistente democracia en Venezuela. Evidentemente, el gobierno se quiere mantener en el poder a como dé lugar, como sea. Entonces no están gobernando, sino que están en una especie de resistencia que termina siendo una pesada carga para todos los venezolanos.

JRR: El día que anuncié mi entrevista contigo muchos seguidores escribieron para decirme que tú estás listo para ir al Consejo Nacional Electoral (CNE) ¿Eso es cierto?

VV: Esa gente que dice eso toman como base rumores que vienen desde Miami, que vienen de laboratorios del gobierno como de la oposición extremista. Lamento informarles que están equivocados, que han sido víctimas de una estafa informativa en ese sentido porque yo no ando en ese plan. Sería una estupidez de mi parte hacer de mi salida de Globovisión una historia conspirativa para luego aparecer como víctima, aparecer como independiente y que el mismo gobierno que me saca del aire me ponga como presidente del Consejo Nacional Electoral. Es una cosa completamente descabellada, como soy yo que no tengo cabello ni estoy con Cabello. Eso forma parte de una capacidad de imaginación de vagas y vagos de Miami que no tienen más trabajo que andar desviando cosas, porque forman parte de laboratorios de desinformación. Entonces el gobierno juega con eso, lo estimula y resulta que el culpable de mi salida de Globovisión soy yo y no el gobierno. Entonces quienes repiten esas versiones de forma irresponsable, terminan haciéndole el juego al gobierno. Porque el problema no es que haya salido de Globovisión, sino que es un plan para llegar al CNE ¡VAYA ESTUPIDEZ! Y se van a equivocar una vez más como se equivocaron con la llamada, con la Operación Gedeón, con la guerra sucia que le hicieron a Zambrano, con la guerra sucia que le han hecho a Capriles, la guerra sucia que le han hecho a todos los luchadores sociales que no están de acuerdo con el extremismo. Como la guerra sucia que le hicieron a Henry Falcón. Dijeron que él estaba siendo candidato para luego ser vicepresidente de Maduro. Eso lo dijeron las mismas personas que hoy andan diciendo esas cosas de mí, y no tuvieron la gallardía de recoger el agua derramada. La basura arrojada sobre estas personas. Yo, por ejemplo, acabo de cometer una injusticia porque dije en una entrevista con Luz Mely Reyes, que el Sindicato de la Prensa no se había pronunciado en torno a mi caso, y yo no había visto el tuit. Reconozco que sí lo hizo, retiro lo dicho, les ofrezco mis excusas públicamente a Marco Ruiz, secretario general del Sindicato de los Trabajadores de la Prensa y retiro todo lo que dije a los efectos ¿Cuántos son capaces de hacer eso en ese sector que se pone a divulgar ese tipo de mentiras?

JRR: Delante de un gobierno que no respeta el Estado de Derecho, que socava con cada acción las instituciones del Estado, que mancilla la Seguridad Jurídica, y cada vez arrecia más su poderío ¿la salida es democrática?

VV: Es que tratar desacar de forma antidemocrática a un gobierno con estas características, puede terminar ocasionando una tragedia ¿Por qué? Porque podemos entrar en una dimensión de conflicto no vista por nosotros en Venezuela y, además al gobierno hay que pelearle en el terreno donde es débil y hoy el gobierno es débil en cuanto al respaldo popular. Si tú tratas de buscar aventuras, el gobierno es fuerte en aventuras, si buscas invasiones, actos de violencia militar, pues evidentemente el gobierno es más fuerte allí, lo ha demostrado una y otra vez. El gobierno le teme a la expresión del voto popular, sabe que es donde es débil. Entonces claro, juega a estrategias que llevan a la oposición a su terreno y lo ha venido logrando ¡Caramba! De forma insólita. He dicho y repito, el gobierno dinamitó la ruta electoral y los factores mayoritarios del G4, le pusieron el fósforo. Unos dinamitaron la ruta electoral y otros la volaron con el fósforo y entonces terminan haciendo que el gobierno permanezca y a que se frustre cualquier ejercicio de consulta a la voluntad popular. Todavía siguen con la cantaleta abstencionista y eso termina haciéndole el favor al gobierno y termina debilitando las posibilidades de un cambio democrático en Venezuela. Yo apuesto por un cambio democrático. Mucha gente afirma que: “Dictador no sale con votos”, un conjunto de clichés que no tienen ningún anclaje en la realidad. La mayoría de las transiciones en el mundo han sido por la vía pacífica, por acuerdos ¿Por qué nosotros no podemos intentarlo? Tenemos que intentarlo, tenemos que llevar la batuta en ese sentido. Pero tampoco pueden ser, “negocien estos acuerdos”, quienes no creen en una salida política, es decir, aquí tiene que haber una reingeniería de la estrategia opositora. Pero eso ya es un asunto de ellos, yo sólo soy un “opinador” de oficio.

JRR: Venezuela cuenta más de 27 constituciones en su haber y en el año 1999, se repite de nuevo el error de concebir otra constitución con una figura como la de Chávez, el militar… ¿Qué opinas en torno a eso?

VV: No se trató necesariamente de un error, de hacer una nueva constitución, el problema es que es un proyecto de país por hacerse, porque si aquí se hubiese aplicado al pie de la letra la constitución de 1999, la situación de Venezuela sería otra. Es una constitución modelo en materia de Derechos Humanos, es una constitución garantista en general, en cuanto a derechos económicos, sociales, culturales. También es una constitución que establece distintas formas de producción, establece el reconocimiento a los derechos de los pueblos ancestrales indígenas. Es una constitución que establece la autonomía de los poderes, es una constitución que refuerza nuestra soberanía y en el caso del periodismo le da rango constitucional al derecho a la información y a la libertad de expresión, al derecho a réplica y a la no violación del derecho a la información en estado de excepción; por cierto, una propuesta que yo hice. Es una constitución que tiene muchas virtudes. El problema es que luego, en el corto plazo le empezó a quedar a Chávez como un zapato apretado y a Maduro no le entra ese zapato, entonces por eso no tenemos ese modelo vigente en Venezuela. El error ha sido, a mi modo de ver, apartarnos de ese modelo. A mí me acusan de ser un traidor al Chavismo, no, los traidores son ellos que han administrado el gobierno todos estos años y que se apartaron de la constitución. La talanquera es estar fuera de la constitución, quienes la saltaron fueron los que han estado fuera de ella, ese es mi punto de vista. Como lección histórica tenemos que las constituciones no son la panacea tampoco, hemos podido reformar la constitución de 1961, a lo mejor salía eso, pero en todo caso Chávez llegó al poder por algo, luego de un modelo político agotado y él encarnó una esperanza de cambio. Luego de lo que hemos visto, esto ha derivado de ser un proceso cívico militar, se ha convertido en un proceso militar cívico y cada vez más militar. Eso es lo que tenemos…

JRR: El Chávez que movía las masas, se cansó de decir en sus discursos que este proceso propendía “el hombre nuevo”, el nuevo ciudadano, el nuevo venezolano, pero hoy día vemos un venezolano sin poder adquisitivo, con un salario menguado, abrazado por unos controles a través de las dádivas, de las misiones, si es que alguna funciona en este momento y también a través de la comida, de las cajas de CLAP ¿Ese es el camino que debe transitar la sociedad venezolana?

VV: Obviamente no. No puedo estar de acuerdo con eso. Por eso te digo, cuando nos apartamos del modelo constitucional estamos viviendo esto ahora. Ahora, lo del hombre nuevo es un recurso retórico que viene de los gobiernos socialistas, de la Europa Oriental y de Cuba, y en el caso de China y la autocracia de Korea del Norte. Esa expresión del hombre nuevo es como un sueño de que el hombre pueda ser un hombre distinto, otro paradigma de hombre. Eso en el fondo, en sí mismo no es malo, el problema es cómo se trata de lograr y cómo se trata de imponer, porque eso no se puede lograr suplantando derechos fundamentales como la libertad de expresión, el derecho de discernir, el derecho de discutir, el derecho a pensar con cabeza propia y los derechos individuales de las personas. Aquí se ha creado un hombre nuevo, pero, opuesto a lo que uno pensaba que iba a ser. El hombre nuevo venezolano es el que depende del CLAP, el hombre nuevo venezolano es el que no tiene gasolina para ir en su vehículo, el hombre nuevo venezolano no tiene seguridad social, el hombre nuevo venezolano depende de un carné de la patria para obtener unos cuantos bonos, el hombre nuevo venezolano no tiene un salario digno, el hombre nuevo venezolano no tiene escuelas dignas, sus escuelas están sin luz, sin agua. El hombre nuevo venezolano tiene hospitales sin agua, sin luz, sin medicinas. También tiene un sistema de justicia controlado por el gobierno, instituciones que no funcionan como la defensoría del pueblo que la han convertido en un parapeto y no atiende a nadie sino al gobierno. La fiscalía está dirigida por una persona que tiene compromisos con el gobierno y no con lo que debe ser su misión y así vamos viendo en todas las áreas lo que se ha hecho como hombre nuevo es, totalmente contrario a lo que debería ser un hombre nuevo. El hombre nuevo que se ha construido en Venezuela es el pobre hombre, producto de la situación económica que se ha dado en Venezuela.

JRR: ¿Por qué crees que a este gobierno le incomodan los periodistas críticos como tú?

VV: Habrá que preguntárselo a ellos. Imagino que no le gustan las voces críticas. Yo no he sido un tipo extremista, no he sido un tipo con posturas inflexibles, pero, cuando he visto que he tenido que hacer una crítica la he hecho, por el tema de los presos políticos, por el tema de corrupción, por el tema de demanda de mejores servicios públicos, por denuncias a dirigentes sindicales presos como el caso de Rubén González, preso en una cárcel militar, por situaciones que tienen que ver con abuso de poder, ejecuciones extrajudiciales. Bueno, yo he hablado de esos temas y en mis entrevistas, en mis comentarios trato de mostrar las contradicciones entre lo que dicen y lo que ocurre en Venezuela. Y quizá como decía mi papá: “tenían el gorro lleno” ya y tomaron la decisión que tomaron en este momento que coincide con otras. Imagínate tú que, hasta Walter Martínez, que ha sido seguidor del chavismo lo sacaron de VTV. Ahora aparece el nombramiento de esta directiva de la Asamblea Nacional (AN), del diputado Parra, reconociéndolo el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ). Entonces uno se imagina que esto tiene que ver con que haya un llamado a elecciones y de impedir que la oposición también tenga espacios donde pueda asistir, porque no digo que mi programa sea de la oposición, pero era un espacio al que la oposición podía asistir y hacer sus planteamientos. Al salir del aire Vladimir a la 1, se acaba un espacio en el cual había una posibilidad de mayor diversidad informativa y de pensamiento político.

Vladimir Villegas “No están gobernando, sino que están en una especie de resistencia que termina siendo una pesada carga para todos los venezolanos…”
Vladimir Villegas “No están gobernando, sino que están en una especie de resistencia que termina siendo una pesada carga para todos los venezolanos…”

JRR: ¿Crees que Venezuela va a salir de esta crisis?

VV: Confío plenamente en eso. No es que ruego todos los días, hablo todos los días de eso. Estoy pendiente de eso siempre, cada quien desde su espacio debe dar su contribución para que eso ocurra, bueno porque esto no es un modelo viable. A lo mejor pasan 20 años, 40 años y seguimos en lo mismo; espero que no, y para que eso no ocurra espero que comience la creación de un modelo político que no pierda el rumbo que deba seguir, que deje de lado todo ese aventurerismo, toda esa locura que lo que hace es consolidar al gobierno. El verdadero colaboracionismo está en el extremismo, extremismo rima con colaboracionismo…

JRR: ¿Sí hubo presión del gobierno para que salieras de Globovisión?

VV: Obviamente, obviamente… y así me lo comunicaron. Eso es lo que yo sé. Los detalles de las cosas que hayan estado detrás de esto, los iré conociendo con el transcurrir de los días, pero eso fue lo que ocurrió.

JRR: ¿Cuáles son los elementos de la política que deben concurrir para salir de esta crisis prolongada que experimenta Venezuela?

VV: En primer lugar, coherencia política, coraje para deslindarse de las aventuras, de los extremistas. También tener una idea clara de la propuesta política que se le va a hacer a los venezolanos y confiar en la organización. Sin la organización de la gente esto no va a ser posible, reinsertarnos a como dé lugar en la ruta electoral, eso es fundamental; que la oposición retorne a la ruta electoral de la cual se apartó de manera torpe a mi modo de ver. Y del lado del gobierno, ojalá que las corrientes que tienen un mínimo de sensatez, que tienen un mínimo de espíritu democrático dentro del chavismo, se hagan sentir y traten que desde el poder corrijan todas esas conductas autoritarias y abusivas que también nos tienen en esta situación.

En la Venezuela de la izquierda, la de vidas llenas de miseria, la de “venezolanos nuevos” repartidos por el mundo, con futuros rotos, la de un poder que se delata en cada movimiento, una voz crítica, analítica como la de Vladimir Villegas, es un óbice para aquellos que no propenden un cambio. La verdad es que jamás el país se había preparado para tanta oscuridad ¿Hay límites en las decisiones que son adoptadas por la mayoría en una democracia? Responde Santayama: “Un pueblo que no aprende de sus errores está condenado a repetirlos…”

Frases lapidarias de VLADIMIR VILLEGAS:

El gobierno dinamitó la ruta electoral y los factores mayoritarios del G4, le pusieron el fósforo. Unos dinamitaron la ruta electoral y otros la volaron con el fósforo…”

No están gobernando, sino que están en una especie de resistencia que termina siendo una pesada carga para todos los venezolanos…”

El hombre nuevo venezolano tiene un sistema de justicia controlado por el gobierno, instituciones que no funcionan como la defensoría del pueblo que la han convertido en un parapeto y no atiende a nadie sino al gobierno…”

José Rafael Rivero

Twitter: @JoseRRiveroVZLA

Mensaje de Vladimir Villegas a todos los venezolanos.
-Publicidad-